¿QUÉ PROPONEN LOS CANDIDATOS A LA PRESIDENCIA EN MATERIA DE MÉTODOS ALTERNATIVOS DE SOLUCIÓN DE CONFLICTOS?

Por: Edgar Romero Castillo

¿QUÉ PROPONEN LOS CANDIDATOS A LA PRESIDENCIA EN MATERIA DE MÉTODOS ALTERNATIVOS DE SOLUCIÓN DE CONFLICTOS?

 

Creo que para nadie es un secreto que vivimos en una comunidad altamente conflictiva. Esto me recuerda lo que nos dijo un extraordinario profesor en el Diplomado de Formación de Conciliadores en Derecho de la Cámara de Comercio de Bogotá: El colombiano es muy apasionado -no en vano el lema “Colombia es pasión”-, pero la pasión en ocasiones, en el marco de un conflicto, puede terminar siendo un factor que lleva a la radicalización de posiciones.

 

Es triste reconocerlo, pero es así. Vivimos en una comunidad que es altamente litigiosa. Por ello considero que es bastante idealista pensar en que se puede hacer algo por superar este fenómeno. Es parte de nuestra esencia. Pero lo que si considero que se puede hacer es controlarlo. Y para ello el Estado cuenta con una muy valiosa y poderosa herramienta llamada “Métodos Alternativos de Solución de Conflictos” (MASC).

 

Por esta razón un día desperté con el interés por indagar qué proponen los actuales candidatos a la presidencia de la República de Colombia en relación con los MASC.

 

Luego de efectuar una juiciosa revisión a los programas de los diferentes candidatos que aparecen publicados en sus respectivos portales de internet, lamentablemente debo concluir que las propuestas relacionadas con el tema fueron nulas, o en algunos casos muy superficiales y vagas. Veamos:

 

  • En el caso de Martha Lucía Ramírez, Sergio Fajardo y Viviane Morales, ninguna referencia hicieron a los MASC.
  • Iván Dique, German Vargas Lleras y Gustavo Petro coinciden en que se limitan a afirmar que deben “fortalecer” los MASC o la conciliación, pero no indican de qué manera lo harán.
  • Humberto de la Calle hace esta misma afirmación pero con un poco más de contenido, lo que denota que es ciertamente un tema que tiene en el radar. De hecho la afirmación la acompaña de estadísticas que reflejan el impacto que tiene la mora judicial, el alto costo que tiene un proceso judicial y la negativa percepción que tienen los colombianos frente a la prestación del servicio judicial. Sin embargo, cae en el mismo defecto de los anteriores en el sentido de no formular propuestas concretas.

 

Personalmente considero que, mejor que estar pensando en reformas a la justicia “estructurales” o normas encaminadas a fortalecer la oralidad, lo que hay que pensar es en la formulación e implementación de estrategias y políticas encaminadas a que los MASC hagan parte de la dinámica de cualquier controversia en Colombia.

 

¿Y dentro de la dinámica de las controversias quién termina siendo uno de los principales actores por excelencia, para bien o para mal? El abogado. Por ello, como un buen punto de partida, hay que empezar desde la formación del abogado. Que los estudiantes de derecho dejen de creer que la única versión de abogado exitoso existente es la del abogado que se gana todos los pleitos. Es mostrarle a los alumnos que puede existir una versión de abogado mucho más impactante y trascendental para la sociedad, y es la del abogado que ayuda resolver los conflictos.

 

Pero para motivar a los estudiantes de derecho a que visualicen los MASC como una verdadera alternativa profesional es importante fortalecerlos, pero de verdad. En varias ocasiones he visto el ánimo de los que han emprendido en montar un centro de conciliación irse al piso cuando se dan cuenta que, lamentablemente, los ingresos no alcanzan para cubrir ni siquiera los gastos mensuales ordinarios. Eso es muestra que el Estado no ha prestado la atención que se merece a los MASC.

 

Por ello, si los candidatos a la presidencia estuvieran pensando verdaderamente en fortalecer los MASC, se podrían escuchar propuestas, como por ejemplo, las siguientes:

 

  • Obligar que en los colegios y facultades de derecho dicten materias relacionadas con MASC e incluyan, en calidad de electivas, materias que les permita a los alumnos sintonizarse con los MASC y contemplarlos como una opción de vida y desarrollo profesional, como por ejemplo: Teoría del conflicto, la psicología en el conflicto, coaching en manejo de conflictos, negociación, formación de conciliadores y entrenamiento, etc.
  • Destinar subsidios a los Centros de Conciliación. Y a esto le agregaría la posibilidad de incrementar dichos subsidios en la medida en que se muestren buenos resultados medibles a partir de casos conciliados.
  • Generar facilidades (económicas, logísticas, capacitaciones, etc.) para la creación de Centros de Conciliación.
  • Incrementar las tarifas legales de honorarios de los MASC.
  • Capacitar a los jueces en técnicas y habilidades de negociación y darle un mayor peso a los casos que terminan por conciliación en las estadísticas que manejan.
  • Iniciar políticas de concientización ciudadana para ilustrar el impacto que tienen los MASC. Sobre esto vale decir que la gente entiende cuando me presento como abogado litigante, pero quedan totalmente desubicados cuando me presento como abogado conciliador o negociador.
  • Adelantar programas y talleres de alto impacto dirigidos a abogados, de todas las especialidades, encaminados a reflexionar sobre el rol que tradicionalmente ha venido desempeñando el abogado y propiciar la utilización de los MASC. En este punto quiero resaltar la labor que ha venido adelantando la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado (ANDJE) con los abogados de las entidades estatales. De hecho considero que debería utilizarse el contenido y los métodos utilizados por la ANDJE y hacerlos extensivos a los abogados de todas las especialidades.

 

Las anteriores fueron tan solo unas ideas que surgieron en una tarde al escribir esta columna. Por ello, si hubiera una verdadera intensión por parte de los candidatos presidenciales de, como dicen algunos de ellos, “fortalecer” los MASC, vería mejores y más concretas propuestas.

 

¿A ti qué propuesta te hubiera encantado escuchar de los candidatos presidenciales para fortalecer los MASC?

 

Edgar Romero Castillo 

*Abogado de la Universidad Javeriana, especialista en Derecho Comercial de la Universidad de los Andes.
Socio de GAV Abogados S.A.S. para temas de Negociaciones, Litigios y Seguros.
Conciliador en Derecho de la lista oficial de la Cámara de Comercio de Bogotá 
Página web: http://www.gavabogados.com/  
Email: edgar.romero@gavabogados.com 
Linkedin: https://www.linkedin.com/in/edgar-romero-castillo-3b861ab6 

Compartir

Comentarios


Artículo sin comentarios

Escribe un comentario