Emprendimiento
EL PHVA ¿ES OBSOLETO?

EL PHVA ¿ES OBSOLETO?

Dentro de los ‘mitos’ de la historia de la administración, se cuenta que la persona que la Unión Japonesa de Científicos e Ingenieros (JUSE por sus siglas en inglés) invitó a Japón para apoyar la reconstrucción y el fortalecimiento del país a comienzos de los años 50 del siglo pasado, fue Walter A. Shewhart, pero que este enfermó y por tanto quien terminó atendiendo dicha invitación fue Edwards Deming, quien era su discípulo. Y si bien existen evidencias con respecto a que Deming siempre le dio el crédito a Shewhart como creador del ciclo PHVA (Planear - Hacer - Verificar - Actuar), los japoneses -y luego el mundo entero- le atribuyeron a Deming dicha propuesta al punto que hoy en día el ciclo también se conoce como “ciclo Deming”, y para rematar, es en función de este esquema que se crea desde 1951 el primer premio a la calidad, denominado precisamente “Premio Deming”.

Opinión
EL PODER, LECCIONES DESDE EL DERECHO NATURAL Y LA SIMPLE PERCEPCIÓN DE LA REALIDAD.

EL PODER, LECCIONES DESDE EL DERECHO NATURAL Y LA SIMPLE PERCEPCIÓN DE LA REALIDAD.

El término poder proviene del latin possum – potes  - posse, que en su acepción más básica denotan capacidad o fuerza para algo.  De esta manera el poder está íntimamente relacionado con los términos capacidad  o potestas, autoridad imperium y arbitrio arbitrium, los cuales en su génesis y ejercicio evocan autoridad y albedrío propio en el ejercicio de su existencia. El poder como las sociedades ha evolucionado con el devenir del tiempo. Las relaciones de poder, los operadores de dominación y  los  instrumentos a través de los cuales se ejerce han respondido a hitos y momentos de la historia de la humanidad, aunque la evolución es más notoria respecto de la fuente de donde proviene el poder. En los inicios, el poder devino de la fortaleza física, posteriormente era entregado por las deidades que participaban directamente en la realidad, esto se instrumentalizó en las esferas de fe y de creencia, y con la construcción del Estado, el poder terminó decantándose en la representación popular, que siempre ha ido de la mano con la función económica del poder a lo largo de nuestros días como civilización.