Metodología Cíclica de la reinvención permanente

Por: Abdón Sánchez

Metodología Cíclica de la reinvención permanente

El 26 de julio de 2018 la acción de Facebook (FB) se desplomó un 19% en tan solo unos pocos minutos de operación de la bolsa de New York, lo cual sorprendió a todo el mundo, especialmente a aquellos que tenían acciones de dicha compañía en su poder.

 

La lección que esto nos deja, nada tiene que ver con estrategias de inversión en la bolsa de valores, más bien está relacionada con la habilidad que deben tener las empresas para leer su entorno y reaccionar a tiempo antes de que el mercado decida por ellas, es decir, la necesidad de reinventarse en forma permanente.

 

Si bien la caída en los precios de sus acciones no es prueba irrefutable de su inminente desaparición, por lo menos es una señal para que Facebook tome medidas y evite una futura debacle, finalmente casi el 30% de los habitantes del mundo todavía utilizan esta red, y esto tiene un valor muy alto.

 

¿Si una empresa como lo es Facebook con sus 520,000 millones de dólares de capitalización bursátil, de un momento se convierte en una empresa de 421,000 millones de dólares, debido a la caída de sus acciones, que podrán esperar las firmas cuyos valores apenas se acercan a una fracción decimal de Facebook, que son la gran mayoría de empresas en Colombia y el mundo?

 

La respuesta es casi la misma para Facebook y para el resto de empresas en el mundo libre: sin importar el tamaño que tenga una compañía, si quiere sobrevivir y crecer debe Reinventarse en forma permanente. Este requisito de supervivencia se fundamente en una realidad innegable:  los cambios que trae la tecnología, ya sean disruptivos o incrementales, terminan afectando los hábitos de consumo de la gente y por tanto afectan las empresas y esto parece suceder cada vez más rápido. Por otra parte, no son muchos los sectores o industrias que pueden sentirse inmunes a esta amenaza, amenaza que se convierte en una oportunidad para empresas emergentes o startups, lideradas frecuentemente por jóvenes emprendedores, quienes están buscando la oportunidad precisa para incursionar en un mercado existente ofreciendo algo diferente o crear una nueva necesidad en un mercado potencial.

 

En la figura se ilustra la Metodología cíclica de la Reinvención permanente en las Empresas. Para que sea exitosa debe volverse parte del ADN de la compañía, y dependiendo del tamaño y talante de la misma, pueden haber varias caminos para hacerlo: a través de su sistema de Gestión de la Calidad (SGC) o a través de la designación de funciones o roles específicos de los integrantes del equipo. En la figura se optó por el SGC.

 

Metodología Cíclica de la reinvención permanente en las empresas de reinventarse

 

El primero de cinco pasos consiste en la implementación de un procedimiento para realizar una vigilancia periódica de la competencia, desde el punto de vista de producto o servicio. El objetivo de esta vigilancia es conocer que innovaciones o nuevos productos han implementado sus competidores. También es necesario conocer sus resultados financieros, ya que estos hablan de que tan exitosos son dichas innovaciones. Cómo hacer esta vigilancia no es tema de este artículo, no obstante, podemos decir que los sitios web de las empresas brindan mucha información acerca de sus productos, sin embargo, es necesario complementarla, utilizando otros canales y estrategias.

 

El paso dos, consiste en ejercer vigilancia al interior de nuestra compañía, conociendo la demanda y usabilidad de nuestros productos, las quejas, reclamos y sugerencias de los clientes y empleados, para lo cual se recomienda la implementación de una encuesta de satisfacción o similar, que pueda determinar el grado de aceptación de nuestros servicios o productos y calificar cuantitativa y cualitativamente cada uno de los aspectos o dimensiones importantes de los mismos. También se deben implementar canales de comunicación o sistema de recolección de ideas novedosas por parte de los empleados, sin importar el área donde estos trabajen, para que puedan ser conocidos y analizados por la alta gerencia.

 

En el paso tres, se debe  analizar en forma periódica los resultados de las vigilancias a la competencia y a la usabilidad de los productos y con esta información complementada con la visión estratégica por parte de la Alta Gerencia, se toman decisiones acerca de lo siguiente:

 

  1. Implementar mejoras o innovaciones incrementales a los actuales productos o servicios que permitan ventajas competitivas y diferenciadoras.
  2. Lanzar un nuevo producto o servicio relacionado con el CORE BUSINESS (competencias claves) de la empresa.
  3. Incursionar en una nueva línea de negocio o nuevos productos o servicios, que no tienen nada que ver con el CORE BUSINESS de la empresa, pero que pueden ser complementarios.
  4. Incursionar en una nueva línea de negocio o nuevos productos o servicios, que no tienen nada que ver con el CORE BUSINESS de la empresa y no son complementarios con los actuales (Diversificación).

 

A medida que crece el número (1 a 4) del tipo de decisión a tomar, se incrementan los riesgos asociados, dado que cuando nos enfocamos en los actuales productos o servicios, que seguramente han sido exitosos y que conocemos muy bien, el riesgo es mucho menor. Nuevos productos o servicios, especialmente cuando no tienen relación con el negocio actual, significan mayores riesgos, por estar aventurándonos en terrenos desconocidos y sin la experiencia necesaria. La falta de experiencia en un negocio en principio es sinónimo de pérdidas de dinero, aunque al final puede representar la tabla de salvación para una empresa en medio de un mercado que cambió.

 

En esta etapa, cuenta mucho la visión del Gerente, Presidente o CEO de la compañía, la de sus fundadores o accionistas y su Junta Directiva, ya que para acertar se requiere mucho conocimiento del sector, intuición, experiencia, nervios de acero y buen criterio financiero y de negocios. En algunos casos y ante situaciones especiales es necesario buscar asesoría externa. Consideramos éste el punto crítico de la metodología, ya que de hacerlo bien seguramente significará el éxito, o en caso contrario y extremo, quizá la desaparición de la empresa.

 

En el paso cuatro, una vez tomada la decisión respecto a los ajustes, mejoras o innovaciones incrementales en los productos o servicios, y en caso de ser necesario, se debe ajustar el plan estratégico de la compañía, estableciendo los indicadores estratégicos para medir la eficacia de dichas innovaciones, y en caso de requerirse, la asignación del presupuesto para la ejecución de las mismas.

 

En el último paso, se propone la ejecución de las innovaciones y nuevos productos, utilizando metodologías acorde con el tipo de producto o servicio a desarrollar. Si las innovaciones tienen que ver con desarrollo de software, se sugiere utilizar metodologías ágiles como Scrum, Extreme Programming, etc. Si se trata del desarrollo de otro tipo de producto o servicio, se recomienda utilizar metodologías apropiadas para su ejecución y seguimiento, acorde con las costumbres y sistemas de gestión de proyectos de cada empresa.

 

Al final se deberá volver a empezar el ciclo, ojalá en forma mensual, midiendo el impacto de las innovaciones incrementales o nuevos productos, así como la reacción de la competencia ante los mismos.

 

Dormirse en los laureles, es algo que la alta gerencia no puede permitirse, por más bien que parezca ir el negocio, so pena de desaparecer del mercado; por tal razón es conveniente estar alerta y aplicar con disciplina esta metodología o alguna equivalente con la que se logre el mismo objetivo: Reinvención Permanente y efectiva.

 

Dijo Einstein: “En la crisis nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias porque las crisis son una ocasión de mejorar haciendo cosas nuevas”, aunque Aristóteles también dijo: “Hay muchas formas de fracasar y sólo una de triunfar, por eso es tan difícil triunfar y tan fácil fracasar”.

 

 

Abdón Sánchez Castillo

Gerente Notinet.
Master of Business Administration (MBA)
Administración y gestión de empresas, de la Universidad de los Andes.

 

 


Compartir

Comentarios


Artículo sin comentarios

Escribe un comentario