Opinión
Año nuevo, vida nueva: Un propósito que debe estar atado a la justicia social, a la equidad de género y al bienestar.

Año nuevo, vida nueva: Un propósito que debe estar atado a la justicia social, a la equidad de género y al bienestar.

Pensar en justicia social, en equidad y en bienestar, necesariamente llevan el análisis al papel del Estado en la configuración económica de la realidad. Este determinismo lleva a 2 conclusiones centrales, la primera: es reconocer el papel estratégico del Estado y, la segunda: la superación racional de los dogmas de verdades ciertas a rajatabla, tales como: que la actividad económica debe dejarse exclusivamente a las fuerzas del mercado eliminando la intervención del Estado o al contrario, que el control centralizado de la economía debe ser ejercido por el Estado; dogmas por experiencia mandados a recoger.

Opinión
DESPACHOS DE ABOGADOS EN LA ERA DIGITAL

DESPACHOS DE ABOGADOS EN LA ERA DIGITAL

Empieza 2019, y hacemos propósitos no solo personales sino empresariales y profesionales, y como los Despachos de Abogados son una empresa, debemos pensar en sintonía con el momento: LA ERA DIGITAL.

Opinión
Bandersnatch y sus implicaciones en la privacidad

Bandersnatch y sus implicaciones en la privacidad

Hace unos meses solicite a Netflix una copia de los datos personales que tratan sobre mí. Diligente y rápidamente dieron respuesta mediante un archivo de 1249 páginas. Dentro de los datos que continuamente gestionan se encuentran...

Opinión
Un Cuento de Navidad en Bogotá

Un Cuento de Navidad en Bogotá

Que la ilusión y la ternura de la Navidad llenen sus corazones de amor, paz, alegría y felicidad… es el deseo de Notinet y de Monomundi World Citizen.

Opinión
Mas allá de mitos, verdades de política, presupuesto y país

Mas allá de mitos, verdades de política, presupuesto y país

Cerrados los primeros 100 días del Gobierno del Presidente Duque, su rendición de cuentas se vio ligada a una serie cuestionamientos que, sin perjuicio de la postura que cada cual tenga sobre la orientación que deban tener las políticas públicas, muchas de ellas rondaron más sobre mitos y verdades a medias que sobre cuestionamientos técnicos de fondo. Resulta un poco desesperanzador que las discusiones que deben realizarse para tomar decisiones de Estado se distorsionen a costa del desmedro de nuestras instituciones públicas y por qué no, se sacrifique nuestra cohesión social por una apuesta de elecciones territoriales que se avecinan o por una simple pugna de insistir en dividir sin sentido y bajo un discurso retórico entre derecha e izquierda.