La Ética como instrumento de cambio y transformación, no solo en el ser humano si no en los diferentes sistemas establecidos por la sociedad.

Agosto 2019

La Ética como instrumento de cambio y transformación, no solo en el ser humano si no en los diferentes sistemas establecidos por la sociedad.

La Ética como instrumento de cambio y transformación, no solo en el ser humano si no en los diferentes sistemas establecidos por la sociedad.

 

No solo se requiere de cambios, para que una sociedad emergente pueda alcanzar el estatus ideal requerido según estándares, hay que ir muchos más allá, para poder avanzar como sociedad. la clave está en transformar, crear y construir sistemas y modelos sociales, políticos y económicos incluyentes, creíbles sólidos e incorruptibles, donde el único referente sea el bien común y las necesidades de las comunidades, enmarcados en la ética y la legalidad.  La historia nos ha demostrado que los  tiempos han cambiado para bien o  para mal de la  humanidad, la  búsqueda incansable  de la verdad de las cosas,  de la  existencia misma y el afán  por conseguir el poder en todas sus dimensiones han llevado al hombre a  acumular riquezas , a crear emporios económicos, regímenes sociales  y políticos, que se desbordan muchas veces por la pérdida  de los principios éticos y morales, terminando en la violación de todo tipo de  derechos  y quebrantando la integridad de las personas. Esta misma qué el hombre ha consagrado en infinidades de tratados, normas y códigos. Todo esto ha conllevado que se desconozcan muchas veces las reglas de juego dentro de una sociedad. Generando turbulencias y desesperanza.  valdría la pena cuestionarnos como sociedad. ¿Si, hemos sobrepasado los límites de los principios éticos?, ¿Cómo superar la desbordada   inconciencia en la sociedad y llamar a la reflexión?

Considerando que la falta de valores, la práctica indebida de conductas reprochables y el desconocimiento de la moral han afectado sistemáticamente los sistemas y nuestros intereses. Es necesario retomar y replantear otros  conceptos, avanzar en nuevos estudios e implementar estrategias    en los modelos y sistemas   educativos y en la  formación del individuo, para crear conductas fortalecidas en el respeto  hacia los  principios constitucionales que rigen una sociedad, donde   seamos  capaces de generar pensamientos críticos en el marco del respeto por el otro, de modo que podamos  preparamos para afrontar algunos dilemas, pensamientos y demás disyuntivas que podríamos experimentar en nuestro ser al momento de tomar decisiones. Y así contribuir a evitar muchas crisis en los sistemas económicos, políticos y sociales, fortaleciendo las instituciones.  teniendo en cuenta que la ausencia de estos valores, principios y malas prácticas, trae como consecuencias el rompimiento de las normas, la polarización desconfianza en las instituciones, conflictos armados, pobreza, desempleo, etc., afectando a la población en general.

La clave para abonar el camino y abordar toda esta problemática, está en  el compromiso que afrontemos como individuos, desde nuestros juicios, conocimientos y planteamiento de manera clara, transparente, objetiva y respetuosa frente a  las  convicciones y  pensamientos del otro, actuando siempre bajo los principios universales del bien común y la ética,  para evitar el rompimiento de la integridad y crear pactos de solidaridad ,confianza y humanidad.

Por más que Las instituciones impartan e implementen   códigos, manuales cartillas etc., como instrumentos de control y vigilancia del comportamiento en el individuo; realmente depende del mismo individuo si aporta o destruye, si genera o agrega valor a una sociedad, sistema o comunidad.

Por: Jhon Jairo Contreras Herazo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Compartir

Comentarios


Artículo sin comentarios

Escribe un comentario